Nuevos estudios en los sectores Turismo, Comercio Silvoagropecuario realizará el Observatorio Laboral de Ñuble

Viernes 28, Agosto, 2020

Al reporte regional elaborado por los analistas del OLÑ con los efectos económicos y sociales de la pandemia en empresas y trabajadores se sumará un nuevo levantamiento de información para contribuir a generar medidas en materia laboral.

Un nuevo levantamiento de información regional en Turismo sumado al estudio de los sectores Silvoagropecuario y Pesca, y Comercio para este segundo semestre acordaron en la última sesión los integrantes del Consejo Asesor del Observatorio Laboral de Ñuble (OLÑ).

Este nuevo encuentro desarrollado vía Teams permitió informar a los integrantes respecto de los impactos de la pandemia de Covid-19 sobre el mercado laboral de la región de Ñuble, tanto en sectores, empresas, trabajadores y personas.

“En este mismo contexto se presentó la planificación del segundo semestre por sectores y los estudios a realizar de tal forma que los miembros del Consejo colaboren a definir este trabajo que realizará nuestro equipo de analistas”, dijo Bernardo Vásquez, eldirector del Observatorio dependiente de SENCE, apoyado por el OTIC SOFOFA Capital Humano e implementado por la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío.

Durante la décimo primera sesión, la seremi del Trabajo y Previsión Social, Yeniffer Ferrada, destacó el nivel de información contenido en el último reporte regional dado a conocer por el Observatorio con antecedentes del mercado laboral nacional y local. “Es una gran herramienta muy atingente a la realidad que estamos viviendo y que autoridades, empresas y personas deberemos saber canalizar, porque es relevante para el progreso de nuestra región, incluso para la Estrategia Regional de Desarrollo”, expresó la autoridad.

A su vez, el director de Sence Ñuble, Rodolfo Zaror, reiteró la intención de seguir avanzado en obtener información de sectores y subsectores de la economía regional. “Nos interesa poder ahondar más en la información, por ejemplo, en Turismo. Para ello vamos a sostener reuniones   con Sernatur justamente para identificar acciones específicas para levantar nueva información considerando el potencial que tienen las actividades turísticas para el progreso de Ñuble”, precisó.

En la última sesión del Consejo asesor del OLÑ, en el que participaron representantes de organismos privados y públicos, de los trabajadores, gremios de la zona, Omil comunales y autoridades regionales, los analistas Héctor Garrido y Sofía Sánchez expusieron sobre “El mundo del trabajo en época de COVID-19: Una mirada desde la región de Ñuble”.

En la exposición se analizaron los efectos económicos y sociales de la pandemia en empresas y trabajadores, además de la repercusión en las familias que se vieron obligadas a permanecer en sus casas durante el confinamiento a finales de marzo y abril y el gradual reintegro laboral hasta la fecha.

RESUMEN: EL MUNDO DEL TRABAJO EN ÉPOCA DE COVID-19: UNA MIRADA DESDE LA REGIÓN DE ÑUBLE.

· La pandemia originada por el Sars-Cov-2 ha generado además del deceso de miles de chilenas y chilenos, una crisis económica sin precedente en la historia reciente, debido a las medidas de distanciamiento social y la incertidumbre que paraliza el consumo y la inversión. Si se tiene en cuenta que antes de este fenómeno la región de Ñuble ya mostraba un rezago importante en materia laboral, resulta crucial conocer la magnitud con la que este fenómeno ha afectado a la región.

· La economía mundial ha sufrido una merma importante en su capacidad de crecer debido al surgimiento de la pandemia de COVID-19. Cada día parece menos plausible la hipótesis de recuperación en forma de V, inclusive instituciones como Fitch (2020) afirman que el crecimiento potencial de las economías se verá reducido entre 4% y 5%.

·Se aprecia un deterioro importante de las expectativas del mundo empresarial. El único sector en la zona de expectativas positivas es minería, mientras que el sector con mayor pesimismo es el de Construcción. Comercio e industria muestran un rebote hacia el mes de julio.

· Alrededor de 82.901 empresas se han acogido a la ley de protección del empleo en la modalidad de suspensión de jornada. Según una encuesta del Banco Central de Chile, alrededor de un 50% de las empresas que se han acogido a la ley de protección al empleo, no están seguras si volverán a recontratarlos.

· El PIB nacional del segundo trimestre ha registrado una caída histórica del 14,1%.

·La movilidad ha ido aumentando sostenidamente en las diferentes provincias de la región. Destaca el aumento de Supermercados y Farmacias y Tiendas y Ocio.

·En la región de Ñuble al comparar el trimestre móvil abril-junio, se puede apreciar que se ha perdido alrededor de 46.851 empleos, pasando de 217.799 a 170.949 ocupados. El número de desocupados ha aumentado sólo en 2.090. El grueso de las personas que perdieron su empleo pasaron a la inactividad.

·Todos los sectores económicos registran una caída en el número de ocupados, con excepción de Electricidad, Gas y Agua, y Servicios de Salud y Asistencia Social, y Actividad Financieras, profesionales, Científicas y Técnicas

· La tasa de ocupación se encuentra en 45,6% a nivel país vs 41,1% de la región de Ñuble.

·La tasa de desempleo no refleja necesariamente el deterioro del mercado del trabajo, siendo ésta para el último período disponible de 11,2% para Ñuble y de 12,2% a nivel nacional.

·La tasa de desocupación ampliada agrega a los desocupados, aquellos inactivos que están dispuestos a trabajar, lo que resulta en una tasa de desocupación ampliada (SU3) de 29,8% a nivel nacional y de 35,6% a nivel local.

·Para resguardarse del virus, las familias se vieron obligadas a permanecer en sus casas. Dicha situación generó diversas complejidades al interior del hogar que fueron reflejadas tanto a nivel individual y/o relacional.

·A nivel familiar se pudo observar que existen valoraciones positivas como negativas acerca de las consecuencias que genera el confinamiento.

·El adquirir nuevos roles y experimentar pérdidas, sin duda genera que la familia forzosamente experimente ciertos cambios.

· La familia hoy en día está en un periodo de adaptación a estas nuevas formas de trabajo y convivencia, sin embargo, este proceso no está exento de diversas tensiones en el hogar.